Economía

Técnicos ligados a Alberto Fernández proponen desdolarizar la economía, pero analistas descreen de su puesta en marcha

La idea de desdolarizar la economía formulada por técnicos cercanos al presidente electo, Alberto Fernández, fue recibida hoy con escepticismo por analistas de distintas vertientes, quienes compartieron la propuesta pero aseguraron que es mínima la chance de implementarla a corto plazo.

   La iniciativa fue públicamente expuesta por la ex presidenta del Banco Central Mercedes Marcó del Pont, a través de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE).

   Marcó del Pont, una economista de consulta habitual por parte del mandatario electo, apoyó también las medidas cambiarias aplicadas por el Gobierno para restringir la venta de dólares, pero advirtió que esas disposiciones no modificarán el bimonetarismo existente en la Argentina.

   Según el informe publicado por la ex titular del BCRA, la desdolarización “debe ser parte de la agenda del acuerdo social impulsado por el gobierno que asumirá funciones a partir de diciembre”.

   “El desdoblamiento sin control de cambios no luce como el camino más eficiente para restablecer condiciones de estabilización monetaria y cambiaria”, señaló.

   No obstante, dijo que “sería ingenuo pensar que este problema tan hondo de nuestro bimonetarismo se arregla simplemente con una medida del BCRA”.

   “En septiembre, la demanda neta para atesoramiento por parte del sector privado ascendió a 3.000 millones de dólares, valor que representa un 22% más que el promedio de los ocho meses previos”, señaló en el estudio publicado por FIDE.

   Sostuvo que “la centralidad del dólar en el funcionamiento de nuestra economía y en la subjetividad de gran parte de la sociedad viene desde hace tiempo”.

   “Es parte de un proceso histórico. Sin embargo, no es irreversible ni está en nuestro ADN, como muchas veces se intenta instalar”, afirmó.

   Fausto Spotorno, del Centro de Estudios Económicos, consideró que “desdolarizar la economía argentina es una tarea a muy largo plazo”.

   “Podría ser un noble objetivo. Pero para eso habría que tener una política monetaria y fiscal muy sólida por mucho tiempo. Nada de déficit, ni emisión para financiarlo, por décadas”, dijo el especialista.

   Al respecto, señaló que no cree que “se pueda hacer en un mandato, menos si no hay un programa monetario y/o fiscal en marcha, y mucho más improbable si la herramienta para desdolarizar la economía sea la fuerza”.

   Por su parte, el economista Javier Milei apeló a la ironía y le preguntó a Marcó del Pont: “¿Me vendería su casa a un plazo de 30 años a tasa fija y accesible en pesos”.

   En tanto, Rodolfo Santángelo, de la consultora MacroView, dijo ser “escéptico” sobre la posibilidad de implementar la pesificación de carteras de ahorristas.

   “Lo primero que deberíamos saber sobre esta propuesta es si la dolarización de la economía sería voluntaria o coercitiva. Si es voluntaria, será un intento, porque soy escéptico de que los argentinos desdolaricen sus carteras”, explicó en declaraciones a radio La Red.

   Dijo que “voluntariamente se puede intentar resucitar al peso, pero sólo se lo hace con un programa económico muy fuerte”.

A %d blogueros les gusta esto: