Política

Procesaron con prisión preventiva a Cristóbal López y Fabián de Sousa, aunque no irán presos

El juez federal Claudio Bonadio procesó hoy con prisión preventiva al empresario Cristóbal López y a su socio Fabián de Sousa, en el marco de una investigación por irregularidades en la realización de un acueducto en Chubut que no está terminado, aunque no irán presos.

   La obra fue asignada a la empresa CPC S.A., del Grupo Indalo, y un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) advirtió sobre irregularidades.

   Junto con los procesamientos, el juez trabó un embargo de 141 millones de pesos y si bien incluye prisión preventiva, la misma no se hará efectiva, pues los dos empresarios hace semanas hacían sido beneficiados con la eximición de prisión.

   Bonadio dispuso, además, el procesamiento sin prisión preventiva de otros nueve acusados en la causa, entre ellos uno los hijos de Cristóbal López, Nazareno, con un embargo de cien millones de pesos.

   “El hecho que se les imputa a los nombrados consiste en haber participado de la defraudación perpetrada en perjuicio del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) dependiente de la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, durante el período comprendido entre los años 2013 y 2017”, explicó el juez en su fallo.

   La maniobra investigada se dio en el marco de la obra pública denominada “Optimización del Sistema Acueducto Regional Lago Musters – Comodoro Rivadavia – Rada Tilly – Caleta Olivia y Provincias de Chubut y Santa Crúz” adjudicada a la firma CPC S.A.”.

   Al respecto, entre 2009 y 2015 la empresa Inversora M&S SA -anteriormente Oil Minerals SA- “resultaba ser una de las accionistas mayoritarias de la empresa CPC S.A.”, de Cristóbal López.

   La denuncia contra los empresarios la hizo la Oficina Anticorrupción (OA) en 2017 por supuestas irregularidades en las obras para un acueducto entre Chubut y Santa Cruz, por las cuales CPC recibió la suma de 13.141.942,06 pesos, pero el trabajo nunca se finalizó.

   Además, se les atribuyó a Cristóbal López una supuesta infracción a la ley de obras públicas 13.064 porque el proyecto original se modificó en un 87,25 por ciento, “superando así el límite legal previsto en la ley”.

   López y De Sousa recuperaron hace poco la libertad en una causa por defraudación millonaria al no pagar el impuesto por la transferencia de combustibles, causa actualmente en juicio oral y público, y también en el marco de la investigación de los cuadernos.

   En esta causa, hace semanas ambos obtuvieron de Bonadio la eximición de prisión, por eso la prisión preventiva ahora decretada no se hará efectiva.

A %d blogueros les gusta esto: