Economía

Hacen falta $34.784 mensuales para que una familia no sea considerada pobre

La Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó 5,4% en septiembre respecto de agosto, y alcanzó un costo de $34.784,75 para una familia tipo, informó hoy el INDEC.

La Canasta Alimentaria, que establece el nivel de indigencia, registró un incremento del 4,9% y llegó a los $13.913,90 en septiembre pasado.

Según la valoración oficial, las canastas Total y Alimentaria subieron igual, un 36,4%, por debajo del aumento de precios minoristas en ese período, que fue del 37,7%, según el INDEC.

En los últimos 12 meses, la Total aumentó 54,2% y la Alimentaria 53,6%, y ambas se encuentran casi en línea con el nivel de inflación en ese período, que fue del 53,5%.

Los aumentos en septiembre en ambas canastas, contra el mes anterior, estuvieron por debajo de la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC), que registró en ese mes 5,9%.

De este modo, una familia compuesta por un matrimonio, que no paga alquiler y tiene dos hijos de seis y ocho años en el Gran Buenos Aires, tuvo que contar en septiembre con ingresos por encima de los 34.784 pesos para no ser considerada en la pobreza y de 13.913 pesos para no ser calificada como indigente.

Para una familia tipo de tres miembros, el costo de la Canasta Total fue en septiembre pasado de 27.692 pesos y la Alimentaria, de $11.077, mientras que para un hogar compuesto por cinco integrantes costó en el mismo mes $36.585 pesos y la Alimentaria, $14.634.

Para un solo adulto, el INDEC estimó el costo de la Canasta Total en 11.257 pesos, es decir que debería tener ingresos de 375,2 pesos diario para no ser pobre.

La Canasta Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total incluye estos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

A %d blogueros les gusta esto: