El primer debate presidencial obligatorio tendrá el duelo entre Macri y Alberto Fernández como principal atractivo

A falta de 14 días para las elecciones generales, los seis candidatos presidenciales participarán mañana del primer debate obligatorio, que se realizará en la ciudad de Santa Fe y en la que el presidente Mauricio Macri intentará quedar mejor parado que el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández, para ver si puede seguir esperanzado en forzar un balotaje.

El Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) será el escenario que tendrá, de izquierda a derecha en la imagen que se transmitirá a partir de las 21:00, a Macri como candidato de Juntos por el Cambio; a José Luis Espert, de Unite; Juan José Gómez Centurión, del Frente Nos; Roberto Lavagna, de Consenso Federal; Alberto Fernández y al postulante del Frente de Izquierda- Unidad, Nicolás del Caño.

Con los periodistas María Laura Santillán, Rodolfo Barilli Gisela Vallone y Guillermo Andino como moderadores, esta primera instancia tendrá a los aspirantes a la Casa Rosada debatiendo sobre cuatro temas: Relaciones Internacionales; Economía y Finanzas; Derechos Humanos, Diversidad y Género; y Educación y Salud.

Cada uno de los candidatos tendrá, en total, 13 minutos y 45 segundos para uso de la palabra, tanto en lo que hace a sus propuestas como para cuestionar a sus rivales.

En ese marco, el principal interesado en sacar provecho del debate será el postulante a la reelección, ya que llega con la dura derrota de las primarias a cuestas: a excepción de lo que será una marcha del “Sí, se puede” en Olavarría, el Presidente se dedicará casi en exclusiva a prepararse para esa jornada discursiva.

Sin embargo, enfrente tendrá a Alberto Fernández, que a lo largo de la campaña se ha mostrado como un hábil orado, en parte gracias a su profesión de docente universitario: curiosamente, el dirigente peronista eligió que una de sus últimas actividades pública antes del debate sea una charla pública con el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica en el Colegio Nacional Buenos Aires.

Entre las reglas estipuladas para los dos debates se destaca el hecho de que lo único que podrán tener los candidatos sobre el atril serán hojas en blanco, una lapicera y la rutina del programa, por lo que quedan excluidos cualquier tipo de ayudamemoria, documentos y teléfonos.

Sólo un selecto grupo de asesores podrá acercarse a los distintos postulantes en los 24 minutos minutos que, sumados, duran los dos intervalos.

De acuerdo a lo establecido por el Reglamento del Debate, fijado por la Cámara Nacional Electoral (CNE), las aproximadamente 2 horas y 12 minutos que durará toda la transmisión estarán segmentadas en tres bloques: en el primero se hará la apertura y el debate de dos temas para luego pasar a un corte publicitario; más tarde se le dará paso a las dos temáticas restantes y, tras un nuevo receso, se llevará a cabo la conclusión con el cierre de los seis aspirantes a la Presidencia.