Prisión domiciliaria para ex subjefe de la policía de Tucumán condenado por encubrimiento en el asesinato de Paulina Lebbos

La Justicia le otorgó hoy la prisión domiciliaria al ex subjefe de Policía de Tucumán Nicolás Barrera, quien había sido condenado a cinco años y medio de prisión por encubrimiento, en torno al asesinato de la joven Paulina Lebbos.

El ex jefe policial, tras la decisión del juez Roberto Guyot, tendrá que utilizar una tobillera electrónica, mientras cumpla en su domicilio la condena como coautor de “encubrimiento y falsificación de instrumento público”.

La determinación del juez se basó en que el estado de salud del ex comisario es considerado “riesgoso”, mientras que en la cárcel en la que estaba alojado no podían brindarse los servicios sanitarios adecuados.

Ante la determinación, el abogado que patrocina al padre de la víctima, Alberto Lebbos, pidió una serie de condiciones para acondicionar la cárcel a este tipo de casos.

“Mi abogado Emilio Mrad exigió que se intime al Gobierno de la provincia la urgente provisión de ambulancia, médico, desfibrilador y comida saludable. El juez accedió y le puso plazo de 90 días al Poder Ejecutivo para el cumplimiento”, indicó Lebbos al sitio del diario La Gaceta.

Paulina Lebbos, quien estudiaba Ciencias de la Comunicación, salió a bailar con amigas el 25 de febrero de 2006 para celebrar que había aprobado un examen.

La joven tomó un taxi, que todavía no se logró identificar, con una de sus compañeras, que se bajó antes.

La chica, que entonces tenía 23 años, siguió para ir a la casa de su novio, pero al día siguiente, cuando su familia advirtió que no volvía, empezó a buscarla.

El 11 de marzo de ese año fue hallado el cuerpo de Lebbos al costado de la ruta provincial 341, a unos 30 kilómetros de la capital tucumana.

En febrero pasado, además del ex subjefe Barrera fueron condenados a seis años de prisión por encubrimiento en torno al hecho el ex secretario de Seguridad de Tucumán Eduardo Oscar Di Lella y el jefe de la Policía provincial Hugo Raúl Sánchez.

En tanto, por el mismo delito, Héctor Ruben Brito, ex jefe de la Unidad Regional Norte de la fuerza, recibió 5 años de prisión, y el ex policía Hugo Waldino Rodríguez fue condenado a 3 años.