Sociedad

Los padres del chico de cuatro años asesinado en Tucumán pidieron que el culpable “pague”

Los padres de Benjamín Amaya, el niño de cuatro años que fue encontrado ahorcado en la localidad tucumana de Las Talitas, pidieron “justicia” y que el responsable del infanticidio “pague por lo que ha hecho”.

“Queremos que se sepa quién es el culpable. Que pague el que le ha hecho esto a mi hijo. Era una criatura de cuatro años, no una persona grande”, expresó Julio Soria, de 24 años, el padre del chico hallado asesinado el jueves pasado.

El joven arribó a Tucumán en las últimas horas desde la ciudad de Buenos Aires, donde está radicado hace tres años por cuestiones laborales.

Soria, quien apenas recibió la noticia de la muerte de su hijo de la parte de atrás tomó un micro para volver a Tucumán, se unió a los vecinos que decidieron provocar un incendio en el monte que se formó en un predio privado en el que fue hallado colgado de un puente el pequeño, el jueves pasado.

“Nunca había pasado esto cuando vivía aquí; pero entonces ya andaba gente drogada por este monte. Lo limpian una vez cada cinco años”, expresó en declaraciones al diario La Gaceta.

La madre de Benjamín, llamada Milagros Amaya, dijo que “el que hizo esto tiene que pagarlo” y pidió que “si alguien vio algo, que lo diga con la mano en el corazón”.

La joven, que tiene 21 años, sostuvo que a su hijo “lo llevaron engañado” y aseguró que una vecina vio al chico de la mano de un hombre “con campera chorizo”.

Siempre de acuerdo con esa versión, el pequeño lloraba, pero la testigo pensó que se lo llevaba un familiar.

Milagro dijo que la mujer no había querido hablar, pero fue obligada por la Policía, una circunstancia que no había sido confirmada oficialmente.

El niño, que había quedado a cargo de su abuela materna, desapareció el jueves por la tarde mientras jugaba, y fue hallado colgado por el cuello de un puente situado en un descampado a unos 500 metros de su domicilio, donde fue encontrado por un tío y por uno de sus abuelos a las pocas horas de la desaparición.

Mientras, por la edad del chico, fue descartado de plano un suicidio, en la autopsia también se desestimó que haya sido víctima de abuso sexual.

A %d blogueros les gusta esto: