Una joven y sus dos pequeños hijos fueron masacrados a machetazos por su ex pareja, que intentó suicidarse

Una joven de 22 años y sus hijos de ocho y tres fueron asesinados a machetazos por el ex concubino de la misma, quien resultó gravemente herido al intentar suicidarse, en una zona rural cercana a la localidad de San Pedro, en Misiones.

El cruento caso se produjo en horas de la mañana de este miércoles en una vivienda situada en el paraje Colonia Fortaleza, a unos 33 kilómetros de esa localidad del noreste provincial.

La policía intervino en el hecho a partir de hallazgo del autor de la masacre, Silvio Mogarte, de 27 años, con graves heridas en el interior de su auto.

Una vez que los uniformados de la comisaría segunda de San Pedro acudieron a la vivienda, se encontraron con los cuerpos masacrados y en medio de un charco de sangre de Raquel Noemí Pereira, de 22 años, y sus hijos Thiago, de Yeferson Aníbal Pereira, de ocho, y Thiago Joaquín Burgin Pereira, de tres, según detalló el diario Primera Edición.

Los policías incautaron en el lugar un machete de marca Corneta, con manchas hemáticas, por lo que infirieron que habría sido utilizado en el macabro ataque.

El comisario Juan Aurelio Fernández, titular de la Unidad Regional VIII de la Policías de Misiones, indicó que no existían denuncias previas de violencia de género en torno a la pareja.

“Acerca de las circunstancias del hecho es todo materia de investigación. Se sabe que el sospechoso era ex pareja de la mujer y que no se hallaron en los registros de la jurisdicción antecedentes por violencia familiar hasta el momento”, explicó el jefe policial.

En cuanto al presunto autor del triple crimen, Fernández detalló que “el joven fue hallado herido por un vecino en Colonia Fortaleza, cerca de la escena del hecho y lo trasladó hasta la comisaría Segunda, en Terciado Colonia Paraíso”.

“Desde allí la Policía evacuó al herido hasta un centro asistencial de San Pedro y luego en ambulancia fue derivado al SAMIC Eldorado, donde se encuentra con custodia policial. Al llegar al lugar hallamos a las víctimas sin vida y en el patio de la vivienda”, añadió.

Se supo que cada una de las víctimas presentaba entre cuatro y cinco cortes, y por las lesiones en los brazos, se podría inferir que la joven tuvo gestos defensivos y presentó resistencia.