Si Casas pierde en las PASO, el PJ no tendrá gobernación en octubre

El justicialismo es un oceáno de intereses personales, ya que cada uno quiere ocupar el lugar del otro. Eso sucede desde siempre. Este año no es la excepción y el gobernador Sergio Casas llevó su poder hasta el extremo, con el fin de poner a todos en la misma condición de competir por la gobernación.

Como precandidato a diputado nacional, Casas recibió golpes en su campaña que no estaban en agenda, ya que el incremento de las boletas de luz no debería haberse dado debido al aumento del subsidio; como así también la mediatización de la cañería del gasoducto en Chamical, que están desde cuando asumió, ya que la Nación se desobligó de la obra.

La pelea por la sucesión genera una guerra santa por los posicionamientos, ya que Casas como ganador el 11 de agosto puede levantar la mano a quien lo desee: como perdedor, no.

Pero el gobernador puso en la mesa de la discusión interna del peronismo que sin las elecciones PASO no habrá octubre para el justicialismo. Los llevó a un callejón casi sin salida.

Conocedor de casi toda la dirigencia, donde muchos han sido recibidos hace poco tiempo en Casa de Gobierno (como lo dicen en privado), los intendentes y diputados del interior recibieron el mensaje más allá de las internas.

Lo favorece el viento a favor por las precandidaturas de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, pero la Capital sigue siendo el Talón de Aquiles para el peronismo gobernante que se pelea por los radios y enoja al electorado.

Luis Beder Herrera habló por radio Fénix como un “socio” de la empresa EDELaR SA por tener información casi exclusiva de la firma y puso más bronca al electorado reacio al oficialimo.

En el interior, especialmente Chilecito y Villa Unión, las boletas de luz se pusieron en agenda cuando debería haber sido un hecho del pasado.

Casas a Beder Herrera no le da señales de apoyo a su candidatura y lo pone nervioso. Así aparecen baches en la campaña electoral. El estilo pueblerino del gobernador lleva a todos a decirles que si el peronismo pierde el 11 de agosto no tendrá continuidad el 27 de octubre en el gobierno provincial.