Política

El paredismo no pudo contra lineamientos de Casa Rosada y salió a entregar votos de Macri en los barrios

Las elecciones PASO tienen sus particularidades, entre ellas ocultar la figura del presidente Mauricio Macri en cualquier alocución de los precandidatos a diputados nacionales de la oposición, ya que es uno de los dirigentes con más alto nivel de rechazo en la provincia.

Otro hecho es provincializar los comicios para cargos legislativos nacionales y plantearlo como una puja por la gobernación, o que los precandidatos a diputados hablen de políticas provinciales cuando ellos deberán votar leyes para todo el país.

En ese juego que se repite en los últimos en La Rioja, el sector político del intendente Alberto Paredes Urquiza recordó la figura de Evita en un acto en la ciudad y luego salió a repartir votos de Macri.

Paredes Urquiza se plantea como un peronista puro cada vez que habla por los medios riojanos, aunque su alineamiento político se da con el macrismo, que está en la vereda contraria de Alberto Fernández.

El intendente mantiene la expectativa que será candidato a gobernador para que no se produzca el desbande de su grupo político, mientras que la Casa Rosada ratifica permanentemente que el senador nacional Julio Martínez será el hombre.

En ese marco, Paredes Urquiza no pudo enfrentar los lineamientos del macrismo por los compromisos asumidos previamente y debió salir a mostrar que trabaja por el proyecto nacional en los barrios, tras las quejas de los radicales y del PRO. Por ello, su gente (que dice ser justicialista) entrega votos de Macri, aunque en privado sostiene otra cosa.

A %d blogueros les gusta esto: