Las dádivas sin signo partidario en La Rioja: Llegaron los camiones de Desarrollo Social de la Nación por las elecciones

Camiones del área de Desarrollo Social de la Nación llegaron a La Rioja en el marco de las elecciones PASO del próximo 11 de agosto. Como sucedió hace dos años, ex Cambiemos se valió de una repartición pública nacional para entregar electrodomésticos, juegos de dormitorio y todo lo que esté vinculado al hogar. El programa es con la misión de armar una casa.

Días pasados, el precandidato a diputado nacional por el macrismo, Felipe Álvarez, criticó al gobierno de La Rioja por el llamado a licitación de la compra de bolsones alimentarios. Rápidamente el ministro de Desarrollo Social, Juan Santander, le respondió al diputado provincial no asumido al afirmar que la gente tiene hambre, por lo cual se usa esa política de entregar comida por la situación social.

Los camiones del gobierno nacional pernoctaron al costado del Polideportivo Carlos Saúl Menem, que administra la Municipalidad de La Rioja, cuyo intendente Alberto Paredes Urquiza es ambivalente debido que un día es peronista y otro es macrista.

Según el Polideportivo, los camiones solo durmieron allí.

El presidente Mauricio Macri cuando llegó a la Presidencia lo hizo en base a denostar la política peronista, que hoy la profundizó con la alianza con el senador Miguel Ángel Pichetto.

En La Rioja, el radicalismo y el PRO denunciaron al gobernador Sergio Casas (precandidato a diputado nacional) por utilizar la cosa pública para hacer campaña, como lo hacen los precandidatos a legisladores nacionales Álvarez, Cristina Salzwedel y Carlos Laciar con los programas nacionales. Casas no pidió licencia como Macri.

De esa forma, las dádivas no tienen signo político, el único interés es sumar votos en una desinteresada campaña electoral en todo el país.