Los diputados de las extraordinarias por la ley de lemas ahora no quieren otro cachetazo judicial

El bloque de diputados justicialista se subió a la ola de la interna sin medir las consecuencias políticas con la ley de lemas. Ya lo había hecho el Poder Ejecutivo con la enmienda constitucional. Lo hicieron por Sergio Casas o por Luis Beder Herrera respectivamente.

Sin oír las opiniones contrarias, el peronismo avanzó en el llamado a sesiones extraordinarias en la Cámara de Diputados para modificar el sistema electoral provincial y provocar la obvia reacción de la oposición, cuyos principales representantes responden al presidente Mauricio Macri.

La casual visita del precandidato presidencial Alberto Fernández alertó que sería un grave error no solo para el Gobierno de La Rioja sino para las aspiraciones políticas del peronismo nacional.

Todas las provincias tienen sus propias internas, ya sea en el oficialismo o en la oposición, pero se resuelven dentro de cada partido, a través del diálogo u internas partidarias. Llegar a la sociedad que sea partícipe de cualquier interna por ambiciones personales siempre sale mal.

En 1991, La Rioja usó la ley de lemas que terminó en escándalo frente al triunfo de Bernabé Arnaudo sobre Mario Santander.

Fernández fue claro al dejar en evidencia la mala idea riojana, que está vigente en otras jurisdicciones, pero la lucha política llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.

Todavía el gobierno de Sergio Casas le duele el cachetazo que le dio el máximo tribunal judicial, donde hubo una operación conjunta para que ello sucediera. Macristas, paredistas, bederistas y el doble juego de algunos casistas que desencadenó un golpe al corazón del poder provincial.

Con las elecciones provinciales asociadas a los comicios nacionales, La Rioja no está sola en cada decisión que tome, ya que al ser una administración peronista debe seguir con los lineamientos de los Fernández, que son castigados diariamente por la corporación mediática.

Casas es precandidato a diputado nacional y está debajo de Fernández en la boleta, ya que así se acordó oportunamente, y hoy sancionar la ley de lemas dejaría a los candidatos a gobernadores peronistas afuera de ese acuerdo electoral.

Del martes al miércoles, los mismos diputados que firmaron el llamado a extraordinarias para que así lo hiciera el vicegobernador Néstor Bosetti han cambiado de opinión. Ya ponen en duda que haya sesión, pese que se convocó para sancionar la ley de lemas.