Casas lo hizo: Llegar al final de su mandato con poder y que el candidato a gobernador salga de una encuesta

Publicado por

Al final del miércoles se analiza la jornada política en La Rioja y la contundente conclusión es: el gobernador Sergio Casas se salió con la suya.

Imitando a sus antecesores, los ex gobernadores Luis Beder Herrera y Ángel Maza, llegará al final de su mandato con poder político y económico más allá de los nubarrones negros en el peronismo.

“No hubo ni vencedores ni vencidos”, dijo Casas en su despacho, luego que no hubo quórum para tratar la ley de lemas, iniciativa que surgió el legislador bederista Jorge Salomón y que tomó cuerpo en Chepes con un encuentro entre Beder Herrera y un grupo de diputados de los Llanos.

La concordia fue lo que primó en la Legislatura y lo cerró así la Casa de Gobierno para que no haya malas interpretaciones políticas sobre los ganadores y perdedores del miércoles.

Sin embargo, Casas -aliado al presidenciable Alberto Fernández- logró hacer entender que era un desacierto avanzar con el caduco sistema electoral.

Con la espuma todavía arriba, se relanzaron los precandidatos a gobernador y cada uno con una visión distinta de la visita de Fernández a La Rioja.

Lo que se sabe que públicamente el ex jefe de Gabinete kirchnerista dijo que las cuestiones partidarias locales se deben resolver en La Rioja. Pero trascendieron durante el miércoles supuestas conversaciones del precandidato a presidente con referentes locales.

Lo más fuerte de Fernández es que pidió que no se sancione la ley de lemas, que se priorice a la juventud en el armado electoral y que los experimentados acompañen en la conformación de la oferta política del peronismo. El ejemplo que se puso en la mesa es que Cristina Fernández de Kirchner cedió su primer lugar.

Con esto tomó oxígeno el gobernador luego del mediatizado acto de los Plásticos, donde las sillas fueron la vedette y que castigaron a su figura pública. Si el 11 de agosto sale airoso será cómo había imaginado luego del cachetazo judicial que sufrió por la enmienda constitucional, cuyo aliento de seguir salió de sus más íntimos.

Luego de las PASO, una encuesta será la actriz principal para establecer quienes conformaran la fórmula a gobernador y vice, que todo se inició en febrero con la famosa contratación del gurú. Se trata del especialista Mario Riorda, que llegó junto al encuestador Gustavo Córdoba.

En el final del verano, Riorda expuso en la Residencia Oficial sobre el perfil del candidato a gobernador y luego se perdió en los pasillos sus consejos, aunque ahora un sondeo de opinión será la salida del peronismo para llegar a la fórmula del consenso.

Los que están en la gatera, son los hiper promocionados por la prensa Teresita Madera, Ricardo Quintela, Florencia López y Fernando Rejal.

Quién se anticipó a los sondeos que deberían conocerse en la semana del 15 de agosto fue el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, al entender que “el candidato a gobernador debe salir de Capital, es el departamento más grande de la provincia.

En ese sentido, una de las patas de la mesa casista apuntó por radio Universidad además que “como podemos traer o pensar en (el intendente Alberto) Paredes Urquiza. La sociedad no lo va a ver bien, un político que cambia a cada rato de camisetas, cuando ingresó a la intendencia por el PJ”.

Habló más para adentro del gobierno que para afuera, ya que Puy Soria no desconoce que su candidato es Quintela para quien trabaja abiertamente en la provincia, sin dejar de lado la precandidatura de Casas.

El quintelismo también cree que esa encuesta puede llevar a López como la mujer del consenso en el peronismo por el armado de la agrupación casista Talampaya. Dentro de esa puja trata de convivir Madera y haciendo los deberes también Rejal.

Lo cierto es que Casas será el gran elector para que su futuro político esté atado a la suerte de la continuidad del peronismo en el gobierno de La Rioja.