Sirerol, único paredista con gestión ante ausencia de su líder en año electoral

Del día a la noche fue lo que se produjo en el municipio por la incorporación del ex concejal y ex secretario de Gobierno municipal, Heber Sirerol, a la Secretaría de Servicios Públicas.

Sirerol hizo un trueque de funciones con Alejandro Buso y le cambió la cara al talón de Aquiles de la administración del desaparecido intendente Alberto Paredes Urquiza, que se quedó con la fotografía con el senador y precandidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto, a raiz de su pretensiones de ser candidato a gobernador por la oposición.

El paredismo dejó casi solo a Felipe Álvarez, precandidato a diputado nacional por el macrismo, mientras que una aliada de Paredes Urquiza, como fue Teresita Luna, se “pegó” con el radical Julio Martínez para intentar integrar la fórmula a gobernador y vice en representación del presidente Mauricio Macri.

Con su lucha contra la basura, Sirerol es el único paredista en mostrar gestión desde esa cartera municipal, donde se define la continuidad del sector en el Palacio Municipal.

Con graves problemas financieros, la administración paredista se tomó en serio las vacaciones y en un año electoral hasta Paredes Urquiza prometió volver en una semana.

En materia electoral, la Municipalidad está lejos de hacer campaña por el macrismo, ya sea por las precandidaturas a diputados nacionales, como por el propio presidente, que se juega su reelección en una ciudad que lo acompañó y hoy los sondeos marcan un alto porcentaje de enojo con la gestión nacional.

Cabe recordar que Paredes Urquiza intentó usar la simbología peronista para que la sociedad no lo relacione con Macri. La justicia federal le dijo que no.