Economía

Lanzarán licitación internacional con la que Jujuy llegará a contar con 9 pueblos solares

Las obras de los últimos tres de los nueve pueblos aislados de Jujuy a convertirse en 100% solares serán puestas a licitación en la segunda quincena de julio, y se prevé iniciar los trabajos a principios de 2020, financiados por el Banco Mundial y el Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales (Permer).

Catua, El Toro y San Juan de Quillaques, al oeste provincial, son los tres pueblos a beneficiarse, que se unirán a Olaroz Chico, La Ciénaga y El Angosto, ya abastecidos con energías limpias las 24 horas del día, y a Santa Ana, San Francisco y Caspalá, los cuales se proyecta convertir antes de fin de año, indicó a Télam el director de Energías Renovables, Marcelo Nieder.

“La gente de Permer está terminando de cerrar la parte legal del llamado a licitación y se comprometieron a lanzarla antes de fines de julio”, indicó el funcionario y estimó que luego de la recepción y evaluación de ofertas y la firma de los contratos correspondientes “las obras arrancarían a inicios de 2020”.

Respecto a los pueblos en proceso de conversión, Santa Ana, San Francisco y Caspalá, contó que se “está terminando de definir el tema de la ocupación de los terrenos y la recepción de materiales importados” para el armado de las plantas, que estimó entren en funcionamiento “antes de fin de año”.

Los tres pueblos, se suman a los que entre enero y mayo de este año ya fueron convertidos a 100% solares, y que, a diferencia de los últimos tres a beneficiarse con los nuevos sistema de abastecimiento eléctrico, forman parte de un proyecto encarado por la distribuidora de energía en la provincia, Ejesa, junto al gobierno jujeño.

Los nueves pueblos forman parte de un total de 15 que se encuentran aislados y con soporte de grupos electrógenos, a todos los cuales se pretende convertirlos en pueblos solares autónomos, habiendo siendo elegidos nueve en una primera fase.

Las comunidades que serán beneficiadas a través del Permer fueron visitadas en los últimos días por representantes del Banco Mundial, que analizaron de forma “positiva” la activa participación de sus pobladores dentro del proceso, los cuales “ya dieron el visto bueno” para la donación de los terreno a ocuparse.

Los parques solares que se están montando en las comunidades son sistemas limitados de generación con acumulación en baterías de litio, que aún, en el mundo, atraviesan un proceso de investigación.

Las comunidades, a su vez, cuentan con grupos electrógeno de reserva fría que entran en serbio en casos de emergencia o de mantenimiento de los paneles o las baterías de ion-litio en las que se acumula la energía.

A %d blogueros les gusta esto: