Revocan el pedido de elevación a juicio contra el sacerdote Agustín Rosa Torino

Publicado por

La Justicia salteña revocó hoy el requerimiento de elevación a juicio contra el sacerdote Agustín Rosa Torino acusado de abuso sexual gravemente ultrajante por la duración y abuso sexual simple, en ambos casos agravado por ser ministro de culto reconocido, informaron hoy fuentes judiciales.

El vocal de la Sala IV del Tribunal de Impugnación, Adolfo Figueroa, declaró nulo el requerimiento formalizado por el Ministerio Público Fiscal que prepara un nuevo pedido, mientras el sacerdote permanece con prisión domiciliaria.

El requerimiento a juicio oral fue realizado por la fiscal María Luján Sodero ante el juzgado de garantías 1 , después de la realización de numerosas pericias técnicas; inspecciones oculares en las instalaciones del Instituto San Juan Bautista, fundado por Rosa Torino.

También se realizaron pericias sobre un teléfono celular; pen drives; computadoras; cámaras filmadoras y otros dispositivos digitales secuestrados en la causa, además de las pericias psicológicas y la recepción de más de 50 declaraciones testimoniales.

La fiscal Sodero expuso que “la acusación” contra el sacerdote “halla fundamento en que el imputado, aprovechando la cercanía, la confianza, el respeto y la obediencia que le era debida, habría desplegado actos de contenido sexual en el cuerpo de los denunciantes”.

El sacerdote está acusado de haber realizado “tocamientos libidinosos” en zonas íntimas de las víctimas y la fiscal destacó que su “rol de Padre Fundador” del Instituto Religioso Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista y las pruebas colectadas en la causa, demuestran que los damnificados no pudieron prestar de “ningún modo su consentimiento libre y voluntario” a los abusos sexuales.

Sodero sostuvo además que “los resultados de los estudios psicológicos fueron determinantes en cuanto al padecimiento de las víctimas, como así también respecto al perfil del acusado” y que dieron cuenta “de la existencia de graves secuelas en la psiquis de los denunciantes, lo que permite inferir que se ha afectado su integridad psicofísica y sexual”.

Rosa Torino fue detenido el 21 de diciembre del 2016 por tres denuncias de abuso y días después a partir de dos nuevas denuncias, la fiscal amplió la imputación penal en contra del sacerdote por el delito de abuso sexual simple, también agravado por tratarse de ministro de culto reconocido.

El sacerdote permaneció detenido y con prisión preventiva, confirmada por el Juzgado de Garantías 1 pero en agosto de 2017, el Tribunal de Impugnación revocó la prisión preventiva y ordenó la prisión domiciliaria en un inmueble de finca La Cruz y autorizó su salida de la provincia en dos oportunidades, una a otra provincia y otra fuera del país.