La Rioja lanza su temporada alta con atractivos tradicionales y nuevas propuestas

Publicado por

Una provincia sin mar ni nieve esquiable, tiene sus picos turísticos en Semana Santa y en julio, aunque sus autoridades aseguran que el movimiento no se interrumpe el resto del año, porque ya nadie teme al mítico verano calcinante y la oferta incluye mucho más que sus desiertos de arenas rojas o los parques de piedra.

Destinos tradicionales, como el Parque Nacional Talampaya y Laguna Brava, se combinan con nuevas opciones como los llanos, Vallecito Encantado, termas y la primera Feria de la Danza, en la oferta de invierno de La Rioja, lanzada en su Casa en la Ciudad de Buenos Aires, y que también incluirá el eclipse de sol del 2 de julio.

Una provincia sin mar ni nieve esquiable, tiene sus picos turísticos en Semana Santa y en julio, aunque sus autoridades aseguran que el movimiento no se interrumpe el resto del año, porque ya nadie teme al mítico verano calcinante y la oferta incluye mucho más que sus desiertos de arenas rojas o los parques de piedra.

No obstante, la elección de Talampaya como una de las 7 Maravillas Naturales de la Argentina, el mes pasado, revalorizó este parque, que ya poseía el título de Patrimonio de la Humanidad, y fue uno de los ejes de la campaña presentada anoche en la Casa de La Rioja.

Otro atractivo creciente es su gastronomía, tanto con platos típicos de la zona, que incluyen empanadas, locros, tamales y cabritos, como por sus vinos ya reconocidos internacionalmente, entre los que descuella el torrontés como cepa insignia de la provincia.

Las bodegas y viñedos dejaron de ser sólo lugares producción y ofrecen paseos guiados, degustaciones, comidas y hasta pernoctaciones, lo mismo que los olivares que convirtieron a La Rioja en la primera productora de aceitunas y de su aceite en el país.

El lanzamiento fue amenizado por músicos, cantores y bailarines de folclore, para recordar que entre sus atractivos la provincia tiene encuentros populares, como la Fiesta de la Chaya, el Festival del Torrontés, los Carnavales de Villa Unión, la Fiesta del Turismo y, desde este año, la Feria de la Danza, en julio.

El secretario de Turismo riojano, Álvaro del Pino, destacó ante Télam la pujanza que tomó el parque Talampaya tras su elección como Maravilla Natural, y que aumentaron las consultas y reservas de hospedajes con vistas a recorrerlo.

El funcionario aclaró que los picos de movimiento turístico son en febrero y marzo, con la Fiesta de la Chaya y Semana Santa, y en julio por el clima benévolo, pero “en los últimos años se ha roto la estacionalidad y se mantiene el flujo turístico todo el año, con subas y bajas, pero no se interrumpe”.

Del Pino explicó que la gente ahora sabe que La Rioja no es sólo el Talampaya, “aunque con Laguna Brava siguen siendo dos destinos importantes”.

“Pero también descubre nuevos atractivos -siguió- como el Cañón de Triásico o Vallecito encantado, y siguen vigente la Cuesta de Miranda, Chilecito con sus Viñedos, la Mina La Mejicana, el Cañón de Ocre, las Termas de Santa Teresita”.

Sobre los nuevos destinos, la directora de la Casa de La Rioja, Fabiana Oviedo, destacó los Llanos Riojanos, una zona baja y árida, “con mucha riqueza histórica”.

“Es la región de los caudillos -dijo a esta agencia- de Facundo Quiroga, de El Chacho (Peñaloza), con localidades como Olta, Chepes, Ulapes, en el sur de la provincia, y nos gustaría que la gente conociera también esos lugares”.

El cono de sombra del eclipse del 2 de julio tocará el departamento Chepes, “en la localidad de Mascasín”, sur de La Rioja, precisó Oviedo, donde están “haciendo todos los preparativos, junto al intendente Cristian Pérez, y con el apoyo del gobernador (Sergio Casas), que se puso a disposición del departamento”.

“La idea es que la gente pueda ir y apreciar este fenómeno, y se han movilizado las escuelas para ese día y vienen científicos para presenciarlo, y hay mucha predisposición de la gente para vivirlo como un día histórico”, acotó Oviedo.