Vuelven a cambiar fiscales que investigan el crimen de una mujer de 40 puñaladas

Publicado por

El procurador general de Salta, Abel Cornejo, dispuso hoy nuevos cambios para agilizar la causa que investiga el homicidio de Jimena Salas, quien recibió 40 puñaladas en su casa de la localidad de Vaqueros en 2017, y reemplazó a los fiscales que había designado hace poco menos de un mes.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron que Cornejo ordenó que se profundice la tarea investigativa en este expediente, bajo las nuevas hipótesis sobre las cuales se investiga el homicidio calificado de Salas.

En ese marco, asignó la investigación a los fiscales Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt, que reemplazarán a los fiscales Pablo Rivero y Ramiro Ramos Ossorio, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UGAP), que él mismo designó el 28 de mayo pasado, a pocos días de asumir en el cargo de procurador general.

El jefe de los fiscales ordenó la afectación de Salinas Odorisio y Torres Rubelt para “rectificar el rumbo de la investigación e ir directamente al autor intelectual del homicidio de Jimena Salas”.

Asimismo, consideró que la optimización de los recursos disponibles en el Ministerio Público Fiscal permitirá sortear obstáculos internos para investigar el caso, dado que le generó malestar que algunas indicaciones dadas no fueran observadas.

En este sentido, el procurador recordó que faltan fiscales para investigar delitos, ya que en el ámbito del Ministerio Público Fiscal se produjeron recientemente tres vacantes generadas por la jubilación del exfiscal penal 2, Justo Alberto Vaca; y las renuncias del ex fiscal penal 3, Maximiliano Troyano, y de su par de Rosario de Lerma, Gabriela Romero Nayar, quienes asumieron como jueces.

Salas (44) fue asesinada el 27 de enero de 2017 de 40 puñaladas en distintas partes de su cuerpo, en el interior de su casa del barrio San Nicolás, en la localidad de Vaqueros, a 10 kilómetros al norte de la ciudad de Salta.

Ese día, el esposo de la víctima encontró su cuerpo en el piso de la cocina comedor, y sus dos hijas mellizas, de tres años, estaban encerradas en un baño de la vivienda y en perfecto estado.

La semana pasada, un hombre de 34 años identificado como Sergio Vargas, oriundo de Buenos Aires, fue el primer detenido en el marco de esta investigación, por disposición del juez de Garantías 5, Hugo Héctor Martínez.

El detenido está acusado provisoriamente del delito de “homicidio triplemente calificado por ser cometido por alevosía, ensañamiento y por promesa remuneratoria en calidad de coautor material”.

El 28 de mayo pasado, Cornejo desplazó de la investigación a los fiscales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix, luego de expresar su especial interés en la resolución de este caso y el de la adolescente Gala Cancinos, desaparecida en mayo de 2017, cuando tenía 14 años.

A partir de allí, Ramos Ossorio y Rivero quedaron provisoriamente a cargo de la investigación, pero hoy ellos también fueron removidos.

En tanto, el 10 de junio pasado el procurador decidió abrir un sumario administrativo interno a Paz, tras detectar supuestas irregularidades en las actuaciones, como la autorización otorgada para cremar el cuerpo de la víctima, a pedido de su marido, entre otras.