Procesan a un matrimonio y a su hijo por el crimen de un niño de 11 años en Santiago del Estero

Publicado por

La Justicia santiagueña ordenó hoy el procesamiento de un matrimonio y su hijo por el crimen de un nene de 11 años que fue secuestrado, violado y descuartizado en la localidad de Quimilí, a 220 kilómetros al sureste de la capital provincial.

Voceros judiciales informaron que la medida fue dictada por la jueza Rosa Falco en contra de Miguel Ángel “El Brujo” Jiménez (58), acusado de ser el autor intelectual del crimen, y su esposa, Arminda Lucrecia Díaz (57), docente y directora de una escuela rural de Quimilí como “partícipe necesario de homicidio agravado”.

En tanto, el hijo de la pareja, de nombre Miguel, fue procesado por el delito de “encubrimiento”, aunque fue beneficiado con una excarcelación extraordinaria, en el marco de la la causa en la que se investiga el crimen del niño Mario Agustín Salto.

También permanecen detenidos en este expediente Rodolfo “Rody” Sequeira (45), acusado del secuestro del niño; David Tomás Sosa (23), quien inicialmente declaró como un testigo de identidad reservada, y Ramón “Burra” Rodríguez (59), que cumple prisión domiciliaria por razones de salud.

En tanto, la magistrada informó que se encuentran en su etapa final los exámenes de ADN a vecinos de dos pueblos cercanos, que se suman a las más de 3.000 muestras extraídas el año pasado para intentar comparar con el patrón genético del supuesto autor de la violación y el crimen.

Las muestras fueron enviadas al Laboratorio de Genética de los Tribunales de Santiago del Estero y son comparadas con el patrón encontrado en el cuerpo y las ropas del niño de 11 años.

Los ADN realizados con anterioridad a todos los detenidos arrojaron resultados “negativos”, lo que motivó reiterados pedidos de excarcelaciones de los apresados por el caso, los cuales fueron rechazados en forma reiterada, incluso por el Superior Tribunal de Justicia provincial,

La principal hipótesis de la pesquisa es que el niño fue asesinado hace más de tres años durante un “rito satánico”.