Sociedad

Un hombre fue detenido por el homicidio de una mujer que recibió más de 40 puñaladas

Un hombre de 34 años fue detenido en el marco de la investigación por el homicidio de Jimena Beatriz Salas, quien fue asesinada de más de 40 puñaladas el 27 de enero de 2017 en su casa de la localidad salteña de Vaqueros.

Fuentes judiciales informaron hoy que el juez de Garantías 5, Hugo Héctor Martínez, hizo lugar a lo solicitado por el fiscal interviniente en la causa y ordenó la detención del hombre de 34 años, oriundo de Buenos Aires, la cual se concretó el sábado último.

El detenido está acusado provisoriamente del delito de homicidio triplemente calificado por ser cometido por alevosía, ensañamiento y por promesa remuneratoria en calidad de coautor material.

Durante la mañana del sábado, se labró el acta de control de legalidad de la detención del hombre, quien luego fue trasladado a la sede de la fiscalía, donde se realizó la audiencia de imputación correspondiente.

El detenido se mantuvo incomunicado durante el fin de semana.

Los voceros indicaron que la hipótesis de femicidio es una de las líneas investigadas por los fiscales Ramiro Ramos Ossorio y Pablo Rivero, que intervienen en el caso y que integran la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UDIS).

Asimismo, precisaron que se ordenaron nuevas diligencias vinculadas con la investigación aunque no se conocieron más detalles de los avances debido a que el legajo se encuentra bajo reserva de actuaciones. 

Jimena Beatriz Salas (44) fue asesinada el 27 de enero de 2017, al recibir más de 40 puñaladas en distintas partes de su cuerpo, en el interior de su casa del barrio San Nicolás, en la localidad de Vaqueros, que está a 10 kilómetros al norte de la ciudad de Salta.

Ese día, el esposo de la víctima encontró su cuerpo en el piso de la cocina-comedor con signos de violencia, y sus dos hijas mellizas, de tres años, estaban encerradas en un baño de la vivienda y en perfecto estado.

El 28 de mayo pasado, a apenas días de su asunción en el cargo, el procurador general de la provincia, Abel Cornejo, desplazó de la investigación a los fiscales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix, luego de expresar su especial interés en la resolución de este caso y el de la adolescente Gala Cancinos, desaparecida en mayo de 2017, cuando tenía 14 años.

A partir de allí, Ramos Ossorio y Rivero están a cargo de la investigación por el homicidio de Salas.

En tanto, el 10 de junio pasado Cornejo decidió abrir un sumario administrativo interno a Paz, tras detectar supuestas irregularidades en las actuaciones llevadas adelante durante la investigación de este crimen.

El jefe de fiscales de Salta tomó la decisión luego de considerar que una de las irregularidades observadas durante el proceso habría sido la autorización otorgada por Paz de cremar el cuerpo de la víctima, a pedido de su marido.

Por otra parte, se supo que durante la investigación, personas claves del entorno de la víctima no fueron interrogadas ni convocadas como testigos.

Desde que ocurrió el hecho, esta es la primera vez que hay un detenido en el marco de esta investigación.

A %d blogueros les gusta esto: