Saltar al contenido

EEUU envía más tropas a Medio Oriente y crecen los temores a un conflicto con Irán

Potencias mundiales expresaron hoy su alarma por las crecientes tensiones en Medio Oriente, luego de que Irán anunciara que dejará de cumplir uno de los puntos clave del acuerdo que garantiza que no desarrollará bombas atómicas y de que Estados Unidos aprobara el envío de 1.000 soldados más a esa región para hacer frente a Teherán.

Los gobiernos iraní y estadounidense dijeron hoy por enésima vez en el año que no quieren una guerra, pero Washington reiteró que está listo para un enfrentamiento y Teherán insistió en que los iraníes resistirán las presiones norteamericanas y saldrán victoriosos. 

Superando décadas de hostilidad, ambos países firmaron en 2015 un acuerdo multilateral para congelar el programa nuclear iraní, pero el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró del pacto a su país el año pasado y volvió a imponer sanciones a la economía de Irán, incluyendo a su vital sector petrolero.

Desde entonces, las relaciones entre Estados Unidos e Irán se deterioraron sin cesar, especialmente en las últimas semanas, en las que Washington envió un portaaviones y bombarderos a Medio Oriente y acusó a Irán de recientes ataques contra varios buques petroleros cerca del Golfo Pérsico, algo que Teherán negó.

La decisión de Trump puso en aprietos a los demás signatarios del pacto nuclear, entre ellos algunos de los principales aliados de Estados Unidos, que intentan rebajar las tensiones y mantener a Irán dentro de un acuerdo que consideran esencial para la estabilidad de Medio Oriente y la paz mundial.

“Tenemos que hacer todo para resolver la situación de conflicto con Irán de una manera pacífica”, dijo hoy la jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, en Berlín.

“Haremos todo para presionar a todas las partes, pero especialmente para dejar en claro a Irán, que esta situación no debe agravarse”, prosiguió la canciller de Alemania, uno de los firmantes del acuerdo.

“Confiamos en que Irán lo siga cumpliendo”, agregó.

Los comentarios de Merkel llegaron un día después de que Irán anunciara que sus reservas de uranio superarán el 27 de junio el límite establecido en el acuerdo y que pronto podría comenzar a enriquecer el uranio a niveles más cercanos a los necesarios para desarrollar armas nucleares.

La advertencia llegó luego de que el presidente de Irán, Hasan Rohani, anunciara el mes pasado que, en respuesta a la retirada de Estados Unidos, su país iba a dejar de cumplir puntos del pacto a menos que los otros signatarios -Reino Unido, Francia, China y Rusia, además de Alemania- lo ayuden a evitar las sanciones estadounidenses y a vender crudo.

El Pentágono respondió anoche anunciando el envío de 1.000 soldados más a Medio Oriente para hacer frente a “amenazas”, mantener seguros a los otros 20.000 militares del país en la región y proteger los intereses nacionales.

En un comunicado, el entonces secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan, dijo que el despliegue tenía “propósitos defensivos” e insistió que su país “no busca un conflicto con Irán”. 

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, insistió hoy en que Trump no quiere una guerra con Irán, aunque advirtió que Estados Unidos está listo si Teherán toma una “mala decisión”.

En Irán, el presidente Hasan Rohani también reiteró que aunque Irán “no está en guerra con ninguna nación”, su pueblo resistirá las presiones y saldrá victorioso.

En Moscú, el vocero del presidente Vladimir Putin, urgió a todas las partes a “mostrar moderación”.

El canciller chino, Wang Yi, advirtió a todas las partes “no tomar ninguna medida que provoque una escalada de la tensión (…) y a no abrir una caja de Pandora”.

Wang llamó a Washington a cambiar su “táctica de presión extrema”, pero también pidió a Irán no abandonar el acuerdo “tan fácilmente”.

Categorías

Política

Grupo Noticias NOA Ver todo

Editor de Rioja Política y Noticias NOA.

A %d blogueros les gusta esto: