El peronismo recuperó el poder en Santa Fe con Perotti y quebró racha de oficialismos

El senador Omar Perotti condujo ayer al peronismo a recuperar la provincia de Santa Fe al imponerse en las elecciones generales como líder del Frente Juntos sobre Antonio Bonfatti, del Frente Progresista Cívico y Social, con lo cual quebró la racha de triunfos de los oficialismos y desalojó del poder al socialismo luego de tres períodos consecutivos.

La polarización entre Perotti y Bonfatti, separados por poco más de cuatro puntos porcentuales, relegó a un lejano tercer lugar al intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, que encabezó la lista de Cambiemos, que quedó a más de 21 puntos del vencedor y, además, resignó el municipio capitalino a manos de Emilio Jatón, del Frente Progresista.

Perotti, de 59 años y acompañado en la fórmula por la ex jueza Alejandra Rodenas, rompió desde Rafaela la regla de los últimos años, que sentaba en el sillón del Brigadier López a dirigentes oriundos de Santa Fe o de Rosario.

Contador público, gobernó en tres ocasiones su ciudad y en los últimos años se transformó en el hombre más importante del peronismo provincial, ya que venía de ser el candidato que lo representó en las elecciones que ganó Miguel Lifschitz y luego ganó los comicios que lo llevaron al Senado.

Perotti encabezó esta madrugada los festejos frente a la sede del PJ en la ciudad de Santa Fe ante centenares de militantes, sin la presencia de dirigentes nacionales.

Escrutado el 99,32% de las mesas electorales, Perotti lograba 738.936 votos, es decir el 40,52%, en tanto Bonfatti obtenía 662.596 sufragios, el 36,34%, y Corral sumaba 345.654 votos, el 18,96%.

Perotti recuperó el poder para el peronismo luego de las administraciones de Hermes Binner (2007-2011), Bonfatti (2011-2015) y Lifschitz (2015-2019), con lo cual el último mandatario de su mismo signo fue el fallecido Jorge Obeid, quien entregó el poder luego de alternarse mandatos con el senador Carlos Reutemann.

En cuanto a la Legislatura provincial, Perotti tendrá una apreciable mayoría en el Senado (11 legisladores sobre un total de 19), pero deberá lidiar con una Cámara de Diputados dominada por el Frente Progresista, que obtuvo 28 de las 50 bancas por el triunfo de Lifschitz.

En la Cámara alta, habrá además siete representantes del Frente Progresista y uno de Juntos por el Cambio, y la particularidad que serán 18 hombres y una sola mujer.

En cuanto a la Cámara de Diputados, el triunfo de la lista encabezada por Lifschitz, que obtuvo 705.338 votos, le posibilita al Frente Progresista contar con una mayoría de 28 bancas sobre un total de 50, en tanto el Frente Juntos logró 7 escaños, el Frente Unite por la Familia y la Vida 6, Cambiemos 5, el Frente Social y Popular 2 y la lista Igualdad y Participación 2.

Respecto a las intendencias, el Frente Progresista retuvo la de Rosario con Pablo Javkin (180.173 votos, el 34,5%), quien se impuso por ajustado margen sobre el peronista Roberto Sukerman, que sumó 172.363 sufragios, el 33%.

Además, esa coalición logró triunfar por primera vez en la capital de la provincia al consagrar jefe comunal al periodista Emilio Jatón, que obtuvo 94.419 votos (47,64%), con amplia diferencia sobre el diputado Albor Cantard (Cambiemos), que sumó 41.543 adhesiones (20,96%).

En las ciudades más importantes por cantidad de habitantes se destacaban las reelecciones de los peronistas Enrique Vallejos (Reconquista) y Luis Castellano (Rafaela), en tanto quedaron en manos del Frente Progresista los municipios de Villa Gobernador Gálvez, con Miguel Ricci, y de Venado Tuerto, con Sergio Chiarella.