Por el paro docente, UNLAR tomará exámenes del 6 al 12 de marzo

A través de la firma de un acta acuerdo entre las autoridades de la Universidad Nacional de La Rioja, los sindicatos docentes SIDIUNLaR y ARDU y los centros de estudiantes, se garantiza el legítimo derecho de huelga de los docentes, previstospara el 6,7 y 8 de marzo, como también las mesas de exámenes finales del 6 al 12 de marzo.

La firma del acta acuerdo se llevó a cabo durante un acto en el que participó el rector y vicerrector de la UNLaR, Fabián Calderón y José Gaspanello, respectivamente, los decanos de los departamentos de Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas,
Juan Chade; de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Marcelo Martínez; de Ciencias y Tecnologías Aplicadas a la Producción, al Ambiente y al Urbanismo. Alicia Leiva; y de Ciencias Humanas y de la Educación, Gustavo Kofman; la secretaria académica de Salud,
Érika Fuentes; el secretario General del Sindicato de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de La Rioja (SIDIUNLaR), Franklin Reinoso, el secretario de Asuntos Estudiantiles, Gustavo de la Fuente, y representantes de centros de estudiantes.
La Asociación Riojana de Docentes Universitarios (ARDU) también adhiere a dicho documento, aunque no estuvieron presentes sus referentes porque ya habían resuelto idéntica medida con anterioridad.

Previo a la firma del acta acuerdo, en conferencia de prensa, el Rector explicó que “a partir de una definición que toman, en el marco legítimo que tienen los trabajadores docentes, a través de los gremios, han decidido un paro el 6,7 y 8
de marzo”. Precisó que “estas definiciones que se toman en paritaria a nivel nacional, y no la toma la gestión institucional, sino que las toman las federaciones y que acatan e invitan para ejercer el derecho legítimo que tienen los trabajadores de la universidad
pública de llevar adelante la medida de fuerza y, también el marco de las libertades, son los docentes que asumen la decisión de hacer o no paro”.

En ese contexto, Calderón señaló: “la universidad garantiza el legítimo derecho que tienen los trabajadores a hacer paro en nuestra universidad, pero entendido que hubo un diálogo y un trabajo entre las organizaciones estudiantiles los representantes
gremiales, los decanos y se firma un acuerdo”.

Asimismo, explicó que el acta acuerdo establece que, en el periodo del 6 al 12 de marzo, se lleve adelante la toma de exámenes en las distintas carreras garantizando el derecho a los docentes de poder llevar adelante los paros, pero también
garantizando el tercer turno para que puedan llevarse a cabo esos días, las mesas de exámenes.

Acta acuerdo

De esta forma, los departamentos académicos, según sus realidades, garantizarán mediante la articulación de los mecanismos y medios pertinente, según la normativa vigente, el normal funcionamiento de las mesas exámenes previstas en el calendario
académico correspondiente al tercer llamado del turno febrero-marzo, del 6 al 12 de marzo del 2019.

La medida es en el marco de la “defensa conjunta de la educación pública” y garantizando el legítimo derecho de los docentes universitarios al reclamo salarial y laboral mediante las medidas de fuerza constitucionales.

Con el fin de cumplir el acuerdo las áreas pertinentes garantizarán las aulas o espacios que fueran necesarios y además la ampliación del horario de actividades administrativas el sábado 9 de marzo hasta las 20. Las autoridades académicas
se comprometen a establecer los próximos calendarios académicos teniendo en cuenta situaciones similares y en consonancia con el calendario de las universidades nacionales.

Con respecto al paro internacional de mujeres, previsto para el 8 de marzo, el Rector indicó que cada docente mujer y trabajadora va a tener el derecho de hacer el paro y acordar con las autoridades si van a tomar su examen en el día que
corresponde al calendario, ya sea 9, 10, 11 o 12.

Paro en el sistema educativo nacional

Por su parte, Reinoso dijo que “el problema surge con los alumnos, fundamentalmente; que son los que ven perjudicada su situación y mucho más planteada en una fecha crítica para los alumnos, que es el turno de marzo, donde muchos de ellos,
tienen dentro de su perspectiva de continuidad en la universidad, en el sentido de la equivalencia, que en ese caso podrían quedar sin ese cursado y perder el año”. Seguidamente, agregó: “en el marco del conflicto, siempre hemos tratado de no afectar mediante
paro el examen de los alumnos”.

En esta oportunidad, el plenario de CONADU resolvió hacer paro el 6, 7 y 8 d marzo, adhiriendo al paro internacional de mujeres, en reclamo al incumplimiento de la paritaria, donde se había comprometido en enero a revisar los salarios en
relación a la inflación.

En ese marco, se decidió hacer ese paro, no sólo de la UNLaR, sino también se acordó con los gremios y federaciones que nuclean a los otros niveles de educación; por lo tanto, el paro del 6 y 7 de marzo abarca el sistema educativo nacional,
dijo Reinoso.

Por lo tanto, “nos cobra importancia de que el 6 y 7 se lleve a cabo y se visibilice a nivel nacional donde el sistema universitario nacional se paralice como respuesta a la falta de cumplimiento del gobierno nacional, no solo con lo salarial,
sino con lo presupuestario”.

Para finalizar, el presidente del centro de estudiantes de Ciencias Económicas, Juan Martínez, dijo que han escuchado la voz de sus compañeros y que no hicieron oídos sordos a los intereses que representan a su estamento. “De esa manera,
hemos buscado soluciones para que ninguna de las personas pueda salir afectada”, añadió.

Para concluir dijo: “queremos agradecer la predisposición del gremio docente para poder generar una lucha colectiva en las cuales nos replanteemos los distintos planos de lucha que hay, esa va a ser la única forma que podamos combatir el
recorte presupuestario que estamos sufriendo y que como universidad está siendo atacada nosotros saliendo en conjunto vamos a poder combatir el modelo neoliberal que nos está afectando”.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: