Malestar en las provincias por el freno al Corredor Bioceánico

La Rioja fue el escenario de un intenso encuentro entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y cinco gobernadores opositores (San Juan, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y el anfitrión) para discutir acerca del proyecto del Corredor Bioceánico. La obra pretende unir a Chile y Argentina a través un tren de cargas, para darle al país una salida exportadora hacia el Pacífico y China. Pero, a partir de la reducción de la inversión pública a la que apunta el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, la obra está en espera.

En su paso por La Rioja, Frigerio destacó cada vez que pudo que “un presupuesto equilibrado dará solvencia fiscal y eso abrirá el camino al crédito para financiar obras como esta”. Y sostuvo que primero hay que ponerse de pie “y ahí pensar alternativas para financiarlo”. Es decir, que el 2019 será de ajuste y que una vez logrado ese apretón se podría pensar en encarar la obra a través del financiamiento externo.

El encuentro se dio en el marco del Foro Regional de Integración y Desarrollo Sustentable. Entre los participantes también estuvo el ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, que durante una conferencia de prensa se mostró en la misma línea que Frigerio: “Creo que es un proyecto que vamos a poder encarar recién cuando no esté Macri, hoy el FMI no permite tomar deuda para financiar obras; todo el dinero que le presten es para evitar el default”.

La obra plantea, además de un paso víal desde La Rioja, la conexión ferroviaria, que sería la gran novedad y permitiría a las provincias del oeste acceder al mercado chino en forma más veloz y menos costosa: el viaje hasta Asia se ahicaría desde 40 hasta 25 días. Un ahorro de tiempo y plata que implicaría una mejora en la competitividad. Eso aportaría en algo clave para encarar las recurrentes crisis de divisas que enfrenta el país: generar más dólares.

El ministro de Planeamiento de La Rioja, Rubén Galleguillo, dijo en la trastienda del evento: “Sólo con el ahorro en flete, en 12 años la obra se amortiza. Desde Nación nos hablan de los costos pero el tema económico no es un problema. El corredor tiene un costo de u$s1.500 millones y hay financimiento ofrecido por parte de China, lo único que exigen es voluntad política y que el Gobierno firme con Chile para encarar la obra. Si sólo pensamos en políticas de ajuste no vamos a superar nuestros problemas”.

Así, los gobernadores buscan que Nación firme el acuerdo con Chile, mientras Nación espera que las provincias firmen la adenda del Pacto Fiscal y apoyen el Presupuesto. El momento más resonante del Foro se dio cuando el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, bromeó durante su discurso y le sugirió a Sergio Casas, gobernador de La Rioja, que se asegure de que “Frigerio le deje algo firmado”.

Entre los distintos funcionarios provinciales una visión recurrente es que además del ajuste la cuestión pasa por el desafio al puerto. “El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, nos habla del interés contrapuesto con el puerto de Buenos Aires”, dijo Galleguillo. El ministro de Obras Públicas de Catamarca, Rubén Dusso, coincidió y afirmó que “se tratan de 200 años de historia” en favor del puerto.

Para el secretario de Integración Regional de Córdoba, Carlos Alessandri, el Gobierno Nacional actúa “con mezquindad política” y debería “contar cuáles son los intereses que defiende”. En ese sentido, amplió: “Tienen que explicar si lo que buscan es seguir abarrotando al puerto de Buenos Aires, cuya facturación no se conoce”. Consultado sobre si la obra será viable durante este Gobierno, ironizó: “Íbamos a tener lluvia de inversiones y hoy se privilegia la timba financiera. Las pruebas están a la vista”.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: