Venta ilegal de armas: Menem, cerca de una definición de la Justicia

La Cámara Federal de Casación Penal resolverá en los últimos días de agosto si el ex presidente y actual senador Carlos Menem debe ir a la cárcel por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia durante su gobierno. Así lo dijeron a Clarín fuentes judiciales en medio del conteo de los votos sobre la ley de legalización del aborto que se debatirá la próxima semana en la Cámara alta.

Menem fue hallado culpable por las armas argentinas que aparecieron a mediados de la década del 90 en países a los que la Argentina estaba impedido de vendérselas y condenado a cumplir siete años de prisión por el delito de contrabando. Tras innumerables idas y vueltas, y hasta advertencias de la Corte Suprema, la Cámara de Casación resolverá antes de fin de mes si confirma o revoca esa sentencia dictada por un tribunal oral.

La decisión está en manos de los jueces Eduardo Riggi -actual presidente de la Cámara Federal de Casación Penal durante todo 2018-, Carlos Mahiques y Liliana Catucci. En caso de confirmarse la sentencia y la pena, el senador riojano debería ir automáticamente a prisión aunque para ello primero debiera pedirse su desafuero a la Cámara alta. Aún así, por su edad, 88 años, Menem podría solicitar y obtener la prerrogativa de la prisión domiciliaria.

Pese a que se especuló con su ausencia en la crucial sesión del 8 de agosto en el Senado, Menem ratificó este martes su postura antiabortista a través de un texto publicado por el diario La Nación. Allí dijo que la ley aprobada en la Cámara de Diputados “pone en peligro la vida de infinidad de niños argentinos”.

El ex Presidente también podría recibir en los próximos días otra mala noticia de los tribunales federales de la Avenida Comodoro Py, en la causa relacionada con el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno, por lo que fue condenado a cumplir cuatro años y medio de cárcel en una sentencia que se encuentra pendiente de una revisión de la Cámara de Casación.

Además, Menem enfrenta un juicio por encubrimiento de los autores del atentado terrorista de 1994 contra la AMIA y antes de fin de año podría recibir la tercera condena en su contra desde los tribunales de Retiro. Y por si ello fuera poco en los próximos meses debería sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados para ser juzgado por el presunto encubrimiento del contrabando de armas a Ecuador y Croacia a través de la voladura de la fábrica militar de Río Tercero, hecho en el que murieron siete personas.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: