Exhumarán los restos de Carlitos Menem tras denuncia de profanación


El juez federal de San Nicolás Carlos Villafuerte Ruzo confirmó hoy que esta semana se van a realizar una serie de diligencias porque “estamos esperanzados en que el 31 de mayo se pueda hacer la exhumación, la extracción de muestras en la Morgue Judicial” para hacer los cotejos de ADN y “la posterior inhumación”.

Según la Agencia DyN, el juez resaltó que “nosotros nos hemos mantenido la actuación anterior” en donde se sostuvo que se trató de un accidente aéreo “a lo que se sumaron especialistas de sumo prestigio internacional de la academia internacional de Medicina, del Cuerpo Médico Forense y los peritos de parte que tuvieron una conclusión unánime”.

También señalo que “posteriormente se realizó una Junta Médica en la Facultad de Medicina en donde intervinieron peritos de parte y algunos oficiales y otros médicos de la Facultad de Medicina y se llegó a un acuerdo”.

“Lo que queremos es hacerlo bien esta pericia, en forma coordinada todas las fases de la organización. Hay que respetar además el rito islámico en el Cementerio de La Tablada”, aclaró.

El estudio de ADN sobre los restos del hijo del expresidente estaba pendiente porque Yoma se oponía, pero el juez finalmente ordenó la medida en base a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que así lo dispuso. El objetivo del juez es determinar si los restos coinciden con la identidad del hijo del ex presidente, ya que la madre de Carlos Menem junior, Zulema Yoma, denunció que el cuerpo de su hijo fue profanado y algunos de sus huesos cambiados.

El hijo de Menem murió el 15 de marzo de 1995 al caer el helicóptero que piloteaba a metros de la ruta 9, en jurisdicción del partido bonaerense de Ramallo, junto a su acompañante, el piloto automovilístico Silvio Oltra, con quien se dirigía a una carrera de TC 2000 en Rosario. Zulema Yoma, y ahora su exesposo, Carlos Menem, sostienen que el siniestro aéreo en el que murió el hijo de ambos fue un “atentado”.

La mujer, incluso, asegura que el cadáver de su hijo fue profanado y sospecha que el cráneo enterrado en el cementerio pertenece a otra persona. Villafuerte Ruzo había archivado el expediente por considerar que se trató de un accidente aéreo pero debió reabrirlo en 2012 por el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de realizar una nueva autopsia y un nuevo estudio de ADN.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: