CONADUH: “Cuestionábamos la conducción de la UNLAR desde los 90”

Para el ex titular de la CONADUH, muchos académicos avalaron durante años la gestión de Tello Roldán. Según él, la situación de la UNCA es “diferente”.-Cuestionábamos la conducción de la UNLAR desde los 90- - Educación - El Ancasti de Catamarca

El secretario general del Gremio Docente Universitario (GDU), José Luis Molina, opinó ayer que “lo que ha sucedido en la UNLAR es que se tardó 21 años en manifestar el hartazgo frente a una conducción universitaria que nosotros la cuestionábamos desde la década del 90, no sólo por los manejos de los fondos de la Ciudad de la Ciencia y la Técnica, sino también por la tremenda precarización laboral que se mantiene a la fecha”.

Durante los años 90, Molina encabezó la federación de la CONADU Histórica en sus inicios. Desde ese lugar, sostuvo que el rector riojano, Enrique Tello Roldán, acusado de corrupción e irregularidades, “no es en sí mismo la esencia del mal”, pues “hay todo un conjunto de académicos que ha sido el soporte de esta gestión y a la cual también tiene que ver los gobiernos provinciales” porque, recordó, “cuando en algún momento se persiguió a docentes por no estar de acuerdo con la política de Tello Roldán no tenían cabida en la UNLAR ni tampoco en el gobierno de la provincia”.

En ese sentido, admitió que hay “una mentalidad conservadora” en muchos universitarios y “un acostumbramiento a prestar servicios en determinadas condiciones laborales y recursos materiales y pedagógicos”.

Durante la entrevista con El Ancasti, Molina reflexionó sobre la posibilidad que en la UNCA exista una estructura anquilosada de poder en base a la continuidad del rector, como es el caso de La Rioja. “Las características de la UNLAR y la UNCA son diferentes”, acotó. Pero señaló la cuestión de que “la UNCA necesita dar un salto cualitativo en su propuesta académica y de desarrollo económico para la provincia” ya que “una universidad no es solamente una expendedora de títulos sino también tiene que generar una masa crítica que pueda incidir en el desarrollo de la provincia”.

En ese sentido, criticó que “hemos tardado cuarenta años en incorpora a la ENET N° 1 al patrimonio efectivo de la universidad y al cabo de esos cuarenta años pareciera que seguimos encerrados en cuatro avenidas, sin ningún desarrollo territorial que debiera tener la universidad”.

Al evaluar el paro de 24 horas de la CONADU Histórica, Molina dijo que “fue prácticamente total en lo que es Escuela Industrial y Fray Mamerto Esquiú, y superó el 90 por ciento en el ámbito universitario, en respuesta a una actitud que la propia legislación laboral la configura como una práctica desleal por parte del patrón”, en alusión al CIN que -según la denuncia de la CONADUH- anuló avances en las negociaciones colectivas.