Carta al Gobernador de La Dulce Espera

Publicado por

Buscamos un hijo desde hace casi 10 (eternos) años. Digo eternos años, porque soy yo quien veo su cara llena de tristeza todos los meses, una vez al mes… la miro y la tomo en mis brazos tratando de llenarla de esperanza y dándole el aliento para seguir intentando, siempre una vez más, aunque mucha gente no lo sepa…598554_10200203742811099_846062229_n

 

Al Sr.

Gobernador de la provincia de La Rioja

Dr. Luis Beder Herrera

Su Despacho:

 

Mi nombre es Raúl Hermosilla, tucumano de nacimiento e hijo adoptivo de La Rioja desde hace más de 20 años.

Tengo 35 años, aunque muchos dicen que por mi forma de pensar y mi aspecto parezco un poco más.

Soy casado, felizmente casado, y mi esposa es el ser más maravilloso que existe, es un ser lleno de luz que sólo quiere ser feliz, su nombre es Balbina, seguramente en honor a Ricardo Balbín, por el origen radical de mi suegro.

Buscamos un hijo desde hace casi 10 (eternos) años. Digo eternos años, porque soy yo quien veo su cara llena de tristeza todos los meses, una vez al mes… la miro y la tomo en mis brazos tratando de llenarla de esperanza y dándole el aliento para seguir intentando, siempre una vez más, aunque mucha gente no lo sepa…

Le cuento que yo tengo una hija, la tuve cuando tenía unos veinte años, era estudiante de periodismo y se llama Florencia. Pero ella es mi hija, la que tuve con quien fuera mi compañera por aquellos tiempos… y es motivo de orgullo.

Viajé a Buenos Aires una vez, cuando la presidenta entregó el decodificador de la TDA un millón, en Tecnópolis, pero nunca pude acercarme a la presidenta para darle la carta que junto a mi esposa elaboramos como si fuese nuestra última esperanza. Lamentablemente, esa tarde no pude acercarme y volví a mi casa en La Rioja, con aquella carta doblada en mi bolsillo, aunque jamás reconocí a mi esposa que no pude entregarla. Seguramente hoy lo sabrá y le explicaré las razones.

Como no encontré ninguna forma de llegar a Ud., opté por esta forma, con otra carta, algo que a veces pareciera tan impersonal, tan lejano.

Yo no le escribo pidiéndole dinero… ambos somos trabajadores, y en este país que reconstruimos después de 2001, vivimos dignamente. Lo que le pido es que acelere al máximo posible los tiempos y brinde una mano a quienes queremos ser padres, porque nuestros tiempos no son los mismos tiempos de los del resto de las parejas que pretenden hacer de este sueño una realidad. Ud. lo sabe en carne propia, sabe lo que se siente, no necesito explicarle más nada.

Le pido apoyo para que se apruebe y reglamente la ley provincial que adhiera a la Ley Nacional de Fertilización Asistida en todos y cada uno de sus puntos, que va a hacer que todas aquellas parejas que tienen imposibilidad de poder procrear, tengan una oportunidad, como la deberían tener todos, como la que quisiéramos tener nosotros. Una ley amplia e igualitaria.

Nosotros no buscamos que el dinero que necesitamos llegue del cielo y por arte de magia aparezca para poder pagar nuestros largos y costosos tratamientos. Lo que buscamos es poder tener otra oportunidad y no sepultar nuestros sueños de ser padres. Pör eso peleamos por una ley, y no por un subsidio.

Sabemos que lamentablemente siempre se trata de lo mismo… dinero. Nosotros somos trabajadores, ella es médica y yo soy psicólogo organizacional, aunque siempre me sentí periodista y un fotógrafo.

Pero, como a muchos riojanos, desembolsar tamañas sumas para poder optar por intentos de fecundación asistidos, se nos hizo imposible; más cuando se trata de intentos que se van convirtiendo con el tiempo en numerosos.

Muchas veces hemos pensado en la idea de adoptar, y seguramente alguna vez agrandaremos la familia que formaremos de esa manera, pero no sin antes intentar hasta la última posibilidad, tener un hijo por nuestros propios medios y con ayuda de la ciencia. Aunque sabemos que adoptar, en este país se ha convertido en una odisea, más cuando sabemos que son pocos los niños, y muchas las parejas que tienen amor para dar, y que aunque según la ley, no cumplimos con los requisitos porque gastamos nuestros ahorros en tratar de ser padres de otra forma. De esa forma que debiera ser natural, con ciencia, con el Estado, con amor… pero no fue posible.

Espero que entienda las razones de estas líneas, si es que alguna vez tiene la oportunidad de leerlas, y por nada del mundo piense que deben ser motivo para importunarlo, o peor aun, para tener lástima por quienes no podemos tener hijos de forma “natural”, como algunos dicen.

Lo que busco con esto, es seguramente robarle un minuto de su tiempo para que también comprenda esta realidad por la que atravesamos algunos riojanos, como usted lo vivió, como usted lo pasó, y que con su ayuda podamos cambiar nuestras vidas para siempre y ser felices, sin importar la cantidad de dinero en nuestras billeteras, y que sólo importe el amor que tenemos para dar.

Cordialmente…

Lic. Raúl Andrés Hermosilla

Turín N° 99 – B° Santa Justina – La Rioja

raul_hermosilla@hotmail.com – Cel: 0380-154378521