Diputados discutirá el próximo miércoles el Presupuesto con extras para La Rioja

Con Con sugestivas reasignaciones de fondos a último momento, el kirchnerismo logró ayer dictamen para el proyecto de Presupuesto 2014, la prórroga de la Emergencia Económica y del Impuesto al Cheque entre otros y, tal como tenía previsto, llevará al recinto ese paquete de leyes dentro de una semana.

20130918-115155.jpg

La oposición presentó textos alternativos y se abroqueló en contra de las iniciativas del Ejecutivo, además de cuestionar severamente al oficialismo por el apuro del trámite parlamentario.

Minutos antes de pasar a la firma el dictamen, y mientras trabaja en asegurarse los votos para el miércoles próximo, el Frente para la Victoria aceptó incluir en el proyecto de Presupuesto asistencia financiera o avales para créditos para La Rioja, San Juan y Santa Fe, entre otras modificaciones.

Por caso, horas antes de que la comisión de Presupuesto dictamine, el gobernador riojano, Luis Beder Herrera, se reunió con el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y con el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, para hablar de la actualización de los fondos extra coparticipables.

Después de ese encuentro, el diputado kirchnerista Roberto Feletti, titular de la comisión de Presupuesto, anunció las modificaciones en la asistencia financiera para La Rioja, además de la concesión de varios avales para endeudamiento. Entre ellos, uno que la provincia de Santa Fe viene reclamando hace dos años para destrabar un crédito por 51 millones de dólares del gobierno de Kuwait para la construcción de la primera etapa del acueducto Reconquista.

Con esos cambios y apurando el paso, el kirchnerismo apunta a descomprimir aunque sea en parte el ajustado escenario para la votación del miércoles, cuando la bancada confía en conseguir el quórum y los votos necesarios para avalar las iniciativas del Ejecutivo, aunque sin nada que le sobre.

Para superar el desafío de sentar en sus bancas a los 129 diputados necesarios para habilitar la sesión, el Frente para la Victoria espera contar con la colaboración de algunos aliados circunstanciales, como el salteño Alfredo Olmedo o el fueguino Jorge Garramuño. Mientras para ganar la votación el bloque oficialista planea atrincherarse en la mayoría simple que, asegura, requieren todos los proyectos en discusión.

Desde ya, la bancada que comanda Juliana Di Tullio no encontrará ningún apoyo en los bloques de la UCR, el socialismo, el PRO, la Coalición Cívica, el Frente Peronista ni el Frente Renovador, que ayer rechazaron las propuestas y la metodología de trabajo del kirchnerismo.

“No se puede tratar un presupuesto en menos de una semana”, se quejó el radical Miguel Giubergia. “Esto es una burla. No hay voluntad de debatir”, se sumó el massista Roberto Mouillerón. “El Gobierno no quiere alcanzar acuerdos. No hay condiciones políticas ni económicas para este debate”, aportó a su vez Claudio Lozano, de Unidad Popular.

En ese marco, la socialista Alicia Ciciliani destacó que su partido disiente “en todos los supuestos macroeconómicos, la situación fiscal y las delegaciones del Congreso en materia presupuestaria”, por lo que presentó un dictamen conjunto con el GEN y el Frente Cívico de Córdoba, y votarán en contra. El mismo camino tomaron Lozano y el titular de la bancada de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay.

“Es imposible sostener un presupuesto con el nivel de inflación que están planteando. No podemos aprobar esto”, advirtió a su vez Eduardo Amadeo, del Frente Renovador, sobre el proyecto oficial, que prevé para 2014 un dólar promedio a 6,33 pesos, un crecimiento del 6,2%, y un índice de inflación del 10,4%.