Normando Ocampo: “En Famatina le ganamos una guerra a la megaminería”

El secretario General de CTA La Rioja – Región Oeste y de ATE de esa Provincia, Normando “Piojo” Ocampo estuvo en Córdoba para participar en la charla-debate organizada por la CTA-Córdoba “El Famatina no se toca” en la sala “Regino Maders” de la Legislatura, junto al secretario General de la Central Guido Dreizik y el presidente del Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente (ISLyMA-CTA), Eduardo Ahamendaburu.ARGENPRESS.info

La charla se inscribe en el marco de las actividades previstas para la organización de la movilización nacional por la soberanía y defensa de nuestros bienes comunes y la construcción de La Buena Marcha

En el caso de Córdoba la marcha recorrerá todos los rincones de la provincia a partir del miércoles 2 de octubre y finalizará el viernes 4, con un gran acto en la ciudad de Capital.

Guido Dreizik fue el encargado de darle la bienvenida al compañero Ocampo y destacó la importancia de contar con su testimonio sobre esa lucha tan emblemática que libró el pueblo riojano en defensa de los bienes naturales comunes.

Efectivamente, el compañero “Piojo” Ocampo compartió con el público las experiencias y anécdotas por las que tuvo que atravesar la población para erradicar a la minera multinacional canadiense Osisko.

“Nosotros nos despertamos, abrimos la puerta de nuestra casa y lo primero que ven nuestros ojos es el Famatina, sus picos nevados todo el año que son la única fuente de agua que tiene nuestra provincia”, recordó.

Destacó que la batalla fue desigual en todo momento, ya que el gobierno provincial de Luis Beder Herrera, tenía la firme intención de continuar con la explotación minera y mantener así el acuerdo con la Osisko.

“Tuvimos que librar una durísima batalla cultural en la que el gobierno hasta creó ONG´s con el objetivo de confundir al pueblo. No lo lograron, la batalla cultural la ganamos nosotros, resistimos. La discusión contra la megaminería no es sólo eso, es una discusión más profunda, es una discusión acerca de cómo queremos vivir, es cuestionar el modelo productivo”, expresó.

Luego de la exposición del “Piojo” Ocampo, el compañero Eduardo Ahamendaburu invitó a participar del panel a María Godoy, del grupo de Madres de Barrio Ituzaingó, quien también con un lenguaje se refirió a la dura lucha que tuvieron que librar contra las fumigaciones en esa barriada del sudeste de la ciudad de Córdoba y agradeció el apoyo de la sociedad cordobesa y de distintas organizaciones sociales.

“Todos debemos estar unidos frente a este modelo extractivista y de muerte que nos quieren imponer, que en definitiva es luchar por la vida por eso los quiero convocar a todos a la marcha que a un año del comienzo del histórico realizaremos el miércoles 21, a las 18, que partirá de avenida Colón y General Paz”.

A la charla-debate asistieron la secretaria General de AMMAR-Córdoba, Eugenia Aravena, la secretaria de ATE-Córdoba, María Teresa Romero, la secretaria del Área Discapacidad de la CTA-Córdoba, Lilia Patiño, la secretaria de Salud Laboral de la CTA-Córdoba, Silvia Belga, docentes de nivel medio y universitario y compañeros de la Organización Territorial Malón.

Previa a la actividad en la Legislatura, Ocampo brindó una conferencia de prensa en la sede del CISPREN donde también se explayó sobre el tema y contó la experiencia de lucha durante casi siete años contra la megaminería en Famatina (4 mil habitantes) y en toda la provincia de La Rioja.

“En Famatina le ganamos una guerra a la megaminería porque fue una lucha muy dura contra las trasnacionales mineras y gobiernos que miraban para otro lado cuando nuestro pueblo combatía el modelo extractivista, que afecta la salud de la gente y empobrece al ser humano material y espiritualmente. No es progreso, sino explotación”, aseguró.

Ocampo es férreo luchador en defensa del Medio Ambiente contra las transnacionales mineras y en ese sentido expresó su ferviente adhesión a impulsar una consulta popular en defensa de la soberanía de nuestros bienes comunes y realizar movilizaciones en todo el país.

“No solo respaldamos la propuesta realizada en la última reunión de la conducción de la CTA en Buenos Aires sobre la defensa de nuestros bienes comunes, sino que además es necesario hacer una gran consulta nacional para concientizar a la gente que las trasnacionales vienen por todas nuestras riquezas. Es un cóctel explosivo: saqueo de bienes naturales y envenenamiento del medio ambiente”, denunció.

En ese sentido, manifestó que “nosotros no estamos en contra de la minería, pero sí contra la megaminería y para lo que debe servir esta consulta es para que los argentinos, y no las transnacionales, decidan sobre nuestros recursos naturales, no sólo cómo extraerlos sino la utilización de los fondos que se obtengan en la generación de puestos de trabajo, desarrollo nacional. La megaminería no es un modelo de producción, sino de destrucción por más que los gobiernos y los grandes medios monopólicos de comunicación quieran vendernos otra cosa.”

Recordó que “desde el Pacto de Olivos en 1994 entre Menem y Alfonsín, los gobernadores son los que por Ley pueden abrir las puertas a las mineras, mientras los gobiernos nacionales se encargan de establecer las relaciones, pero por suerte nuestra resistencia hasta ahora ganó, pero hay que seguir luchando defendiendo Famatina y Andalgalá (Catamarca) y en el caso del Veladero (San Juan) directamente los tenemos que echar y en Pascua-Lama (San Juan y Región de Atacama, en Chile), no hay que dejar que se instalen”.

Sostuvo que “se debe hacer una militancia desde la transversalidad, al margen del sistema políticamente instituido en el país porque acaban de terminar las elecciones primarias y en La Rioja perdió el peronismo, pero es más de o mismo, porque en realidad el que perdió es el pueblo, que sigue cobrando salarios miserables y no se distribuye la riqueza como plantea la CTA, sino que mas bien es una limosna”.