Saltar al contenido

Por las trabas ya escasean las bebidas importadas

Tanto en los bares premium como en las distribuidoras locales deben ajustarse a esta situación y realizar cambios sobre la marcha. Hay faltantes que se notan desde hace varios meses.gal-533865

La dificultad para conseguir cualquier tipo de producto importado en Argentina es cada vez es más notoria. Las bebidas alcohólicas no escapan a la general y adquirir whisky irlandés, ron cubano o vodka ruso de reconocidas marcas se ha convertido en una odisea.

En Mendoza, la situación no se diferencia mucho de lo que sucede a nivel nacional y el faltante se hace notar entre quienes compran este tipo de bebidas. En los bares premium reajustan la carta de la coctelería a lo que hay disponible y los reemplazos de marcas se han vuelto comunes.

Varios distribuidores locales aseguran que esta situación está directamente relacionada a las trabas que existen para importar, lo que hace que la entrada de este tipo de productos sea compleja y con plazos muy diferentes a los del mercado.

Ante la escasa provisión de las principales comercializadores nacionales, en la provincia aseguran que se ha instaurado una especie de cuotificación de la oferta y sólo se recibe la cantidad que la empresa decida enviar.

“Podemos vender sólo de acuerdo a lo que te mandan, así siempre tenemos faltantes de algunos productos”, aseguró Emilio Abraham de la distribuidora Huberto Bolognesi.

El empresario comentó una situación puntual con el aprovisionamiento de un famoso whisky de Estados Unidos. “Vendemos alrededor de 100 cajas de este producto por mes. Quizás un mes podés cumplir con tu demanda y vendés todo el stock pero luego por dos meses no podés conseguir el producto”, comentó Abraham quien aseguró que existen fuertes baches en la recepción de importados.

Rodrigo Guardia, uno de los socios de la cadena de vinotecas Go Bar y del mayorista El Cielo, coincidió sobre el faltante del reconocido whisky y dijo: “Nosotros nos hemos podido aprovisionar, pero si en 60 días no reponemos nuestras bebidas importadas, quebramos el stock”.

Guardia aseguró que lo que hacen, en algunos casos, es reemplazar bebidas importadas de un determinado segmento de calidad por otro competidor internacional que ofrezca un producto de similares características.

Mucha demanda

Alejandro Bonanno, de la distribuidora Santos Bonanno, describió una situación similar y también aseguró que existe faltante de ciertas marcas importadas líderes en el segmento de ron, whisky y pisco, situación que se da principalmente en los destilados.

“Este faltante lo venimos teniendo desde hace un par de meses. Hay mucha demanda, los clientes, en el momento, lo reemplazan por otra marca pero te encargan que para cuando tengas les reserves lo que ellos consumen”, señala Bonanno.

Los empresarios reconocieron que el consumidor de este tipo de bebidas importadas busca el producto por la marca, razón por la cual es muy difícil hacerlo cambiar a otras.

Daniel Dolatre, gerente general del Park Hyatt Mendoza, reconoció que ellos también tienen problemas para conseguir algunas bebidas.

“No puedo decir cuáles son las marcas, pero cada vez es más difícil conseguir algunas bebidas importadas. La razón que esgrimen los proveedores es o porque el producto no entra al país o porque lo hacen con demoras. Nosotros mismos, como consumidores, lo notamos en los supermercados: un día vas y encontrás un producto y a la semana siguiente, no”, graficó Dolatre.

El ejecutivo de la cadena de hoteles sostuvo que lo que hacen estratégicamente para evitar la falta de un producto es tener diferentes opciones de la misma calidad y que el consumidor elija.

La situación es transversal a casi todos los productos de origen importado. Vale recordar que durante el primer semestre de 2012 el ingreso de wasabi, algas y jengibre encurtido puso en jaque a varios restaurantes enfocados en comida asiática en el país y tuvo su repercusión en la provincia.

Grupo Noticias NOA Ver todo

Editor de Rioja Política y Noticias NOA.

A %d blogueros les gusta esto: