Crece la polémica por el plan oficial para que militantes salgan a controlar precios

Publicado por

La campaña anunciada por Cristina tuvo sus defensores entre el oficialismo. Pero fue blanco de críticas de políticos, gremialistas y economistas. La creen “intimidatoria”. Se trata de las repercusiones sobre la iniciativa denominada “Mirar y cuidar”, que lanzó la Presidenta.Control de precios

”Mirar ¿qué? Los precios. Cuidar ¿qué? El bolsillo del pueblo”, publicó ayer en su cuenta en Twitter la presidenta Cristina Fernández para ratificar el anuncio del miércoles en Casa de Gobierno. En concreto, la jefa de Estado impulsó la campaña “Mirar para cuidar”, en la que dijo que van a “utilizar las fuerzas de los movimientos sociales, juveniles y políticos” para desplegarlos en todo el territorio, con el objetivo de hacer cumplir el renovado acuerdo de precios con supermercados e hipermercados sobre 500 productos. Tras el acto, en seguida, el anuncio generó una ola de repercusiones entre políticos, gremialistas y economistas tanto del oficialismo como de la oposición. Hubo voces a favor y en contra.

Entre las dudas y cuestionamientos, quien salió a criticar duramente la iniciativa fue el ex candidato a presidente por la UCR, Ricardo Alfonsín, quien dilapidó a medida por considerarla “intimidatoria” y “muy peligrosa”. “El Estado no puede desreponsabilizarse de sus funciones; es el que tiene que cuidar que no haya comerciantes inescrupulosos, en todo caso, que aumenten indebidamente los precios”, alertó Alfonsín y juzgó de “muy grave” el anuncio. En declaraciones radiales, el legislador radical sostuvo que recurrir “no solamente a la juventud sino a organizaciones sociales” para vigilar subas de precios “debe estar prohibido por ley”.

Con él coincidió el jefe del bloque de diputados radicales, Ricardo Gil Lavedra, quien recurrió a la ironía para descalificar la medida. “La Cámpora controlará los precios: las concesionarias, boutiques y tiendas de lujo de Puerto Madero van a estar bien vigiladas”, escribió Gil Lavedra desde su cuenta de Twitter. Otra de las voces en contra fue la del dirigente socialista y representante legal de la entidad Consumidores Libres, Héctor Polino. “El nuevo acuerdo de precios de 500 productos debe comenzar con la publicación de los precios de referencia vigentes al 31 de mayo próximo. De lo contrario, no hay posibilidades de controlar si los precios que aparecen en las góndolas son los acordados”, advirtió. Polino también consideró que “el control de los precios incumbe exclusivamente a los organismos públicos competentes (nacionales, provinciales, y municipales) y a las organizaciones de la sociedad civil, como las entidades de consumidores”. “Consumidores Libres, venía haciendo esa tarea desde hace 18 años, y el 24 de agosto del año 2012, la subsecretaria de Defensa del Consumidor sancionó a la entidad, por decir que los precios aumentaban”, reprochó a través de un comunicado.

Por su parte, el economista Juan Carlos de Pablo señaló que la decisión de la Presidenta le hizo acordar al movimiento de los “guardias rojos” de China: los “jovencitos” que buscaban “defender la revolución cultural”. “Quiero ver cómo se implementa, puede ser una cosa desde dramática hasta risueña”, reseñó el economista.

A favor

Pero también hubo defensores de la campaña. El diputado bonaerense del Frente para la Victoria, Fernando “Chino” Navarro, por caso, defendió la decisión oficial, al remarcar que el objetivo no es auditar el “almacén del barrio”, sino “evitar que los formadores de precios aumenten los precios sin ninguna causa”. En esta línea, El titular de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, aseguró e declaraciones radiales que la campaña “Mirar para cuidar” será “sin dudas muy útil”.

Por su parte, el secretario general de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, que participó del acto en el cual Cristina anunció los acuerdos de precios que implementa su Gobierno declaró: “Hay que ver cómo se instrumenta, pero mi apreciación es que los controles de precios desgraciadamente nunca dieron resultado. Los controles son la conciencia del formador de precios”. En tanto, la jefa de Estado terminó su intervención en Twitter asegurando: “Todos sabemos de qué estamos hablando y necesitamos que todos cuidemos lo que hemos logrado. La Argentina sigue andando y, lo que es mucho mejor noticia, va a seguir andando, le pese a quien le pese”.